Tú estas aquí:Inicio » Tratamientos » Biorresonancia

Biorresonancia

La biorresonancia es la ciencia de regular un ser vivo por medio de sus propias ondas electromagnéticas.

Está basada en la Biofísica de la Mecánica Quántica, la cual establece que todos los seres vivos están compuestos por campos electromagnéticos, y que todo proceso bioquímico está precedido por vibraciones y partículas subatómicas que dictan la conducta fisiológica individual.

Dichas oscilaciones pueden ser captadas por un aparato de Biorresonancia, de la misma forma en que una radio puede captar diferentes frecuencias.

Para tal efecto, el equipo de Biorresonancia utiliza electrodos que se colocan en diferentes partes del cuerpo estableciendo una comunicación continua y directa en forma de circuito cerrado.

Estas oscilaciones pueden ser interferidas por la presencia de otras oscilaciones, causadas por bacterias, virus, hongos, parásitos, metales pesados, toxinas, estados emocionales, herencia genética, etc. (oscilaciones patológicas) que dan como resultado una alteración en la frecuencia, amplitud, intervalos, etc., ocasionando disfunción de los procesos Bioquímicos.

El equipo de Biorresonancia posee un filtro que separa las oscilaciones fisiológicas de las patológicas, y según el tipo de programa puede invertir la onda senoidal que representa la patología particular del paciente y eliminarla, lo que significa, ayudar al proceso de regulación del organismo.

Una vez que estos procesos se desarrollan, el cuerpo utilizará los principales órganos y vías de eliminación del organismo (sistema linfático, colon, riñones, pulmones, piel) para eliminar las moléculas patológicas, partículas de desechos, etc. El sistema de biorresonancia es muy seguro, ya que de ninguna manera se pueden alterar o estimular de forma negativa las oscilaciones fisiológicas.

No existen efectos secundarios ni contraindicaciones con el uso de la Biorresonancia, aunque algunas personas no están acostumbradas a ver a su organismo activando sus sistemas mecánicos de defensas y sus vías de eliminación. Por supuesto, es compatible con los sistemas tradicionales de curación alternativos y alopáticos.

La ciencia milenaria apoyada con la tecnología vanguardista, hacen de la Biorresonancia un ejemplo de los alcances normoreguladores que se pueden lograr en el siglo XXI.

adminproboca

adminproboca